Hard work pays off!

Después de un par de meses (ajetreados) sin publicar ninguna entrada, ¡he vuelto! He desaparecido un poco porque, entre otras cosas, he estado realizando las prácticas del Máster en Traducción Audiovisual que estoy cursando.

Ha sido una experiencia muy buena donde he aprendido un poco cómo funciona el mundillo desde dentro de una agencia de traducción. He podido ver cómo gestionan los proyectos, cómo funcionan los plazos, las fechas de entrega y, lo más importante para alguien cómo yo que está empezando: he traducido. Aunque parezca una tontería y alguien diga “¿y qué vas a hacer entonces en una agencia de traducción?”. Hombre pues, a veces, cuando estás de prácticas en una empresa haces de todo menos el trabajo que deberías hacer. La verdad es que me esperaba algo así, pero no ha sido el caso. Me asignaron proyectos desde el minuto uno y he podido traducir para doblaje y voice over y subtitular diferentes programas de televisión y alguna película. Lo más sorprendente fue, al cabo de unos días, ver uno de esos proyectos en televisión. Eso ha sido lo más emocionante. El proyecto en sí era muy, muy aburrido (y creo que me quedo corta). Pero cuando escuché las expresiones que yo había traducido hacía tan solo unos días, me hizo mucha ilusión, la verdad. La ilusión del principiante, imagino.

Me entusiasma porque, realmente, no tenía muchas esperanzas de poder dedicarme a la traducción audiovisual, pero una vez más me equivocaba.

En estos últimos dos meses he hecho más entrevistas de trabajo que en toda mi vida. No sé si se alinearon los astros o si las empresas se pusieron de acuerdo, pero el caso es que he pasado este tiempo entre pruebas de traducción. Al final no hubo suerte, (por varias razones que me gustaría explicar en otra entrada) pero ésta vino por otro lado. En este caso, creo que estaba en el lugar adecuado en el momento oportuno porque, gracias a las prácticas (y quiero pensar que a mi esfuerzo también), me han dado la oportunidad de adentrarme en el mundo profesional. ¡Así que, ya puedo decir que me uno al (¿maravilloso?) mundo de los autónomos!

1424715787_352558_1424716141_noticia_normal

Fuente

Estoy segura de que será toda una aventura, teniendo en cuenta cómo está el tema de los autónomos en este país, pero también tiene su lado positivo. Trabajar de lo que realmente te gusta es una de esas cosas, y eso, ¡no tiene precio! Decía en una de mis últimas entradas que me gusta pensar que todo llega, y así es. Cómo suelen decir en inglés: hard work pays off!

Anuncios